Nuestra Señora Virgen de las Angustias

Trono de Nuestra Señora Virgen de las Angustias

Nuestra Señora Virgen de las AngustiasSe desconoce la fecha exacta del encargo y de la ejecución de esta imagen de Nuestra Señora de las Angustias, así como quien fue su autor. La fecha por los datos obtenidos en los libros matrices y demás reseñas de la Cofradía podemos situarla en la mitad del siglo XVIII. En cuanto a su autor existen dos teorías, una que es anónima y otra que se la atribuye a Guerra Felipe. Ni unos ni otros andan descaminados como veremos más adelante.

La imagen consta de dos tallas que van unidas aún cuando se pueden separar, una la de Nuestra Señora de las Angustias y la otra el Cristo. Ambas esculturas están realizadas en madera de nogal.

Nuestra Señora Virgen de las AngustiasLa Virgen se encuentra en posición sentada y tiene casi un tamaño natural. Sus medidas son: De espalda 80 cm.; su cabeza está a 36 cm. de la vertical de su base por detrás; colocada sobre una pequeña peana de 3 cm. de altura y de 71 cm. de frente y 105 cm. de fondo, tiene una altura total de 143 cm. y un fondo de 70 cm. Su peso es de 41 kg. Posee un brazo articulado que permite el vestirla y sacar o poner en su regazo el Cristo cuyos pies sobresalen 15 cm. de la base. La imagen del Cristo pesa 23 kg. El grupo del Cristo y la Virgen pesa 64 Kg. El manto de la Virgen pesa 4 kg. Y la actual basada con sus andas 50 kg. Los angelotes que van al frente 9,5 kg.

Esta imagen debido al paso del tiempo y a las vicisitudes por las que pasó hubo de ser reparada en varias ocasiones:

En el año 1865, reconstrucción de las manos y las piernas. Según consta en el Libro de Cuentas correspondiente a dicho año y en el mes de diciembre existen los siguientes  asientos: 1º) Pago al escultor D. Francisco Guerra Felipe de 250 reales de vellón más 40 reales de gratificación por la construcción de las manos y las piernas de la Virgen. 2º) Pago al Sr. González de 15 reales de vellón, por la madera necesaria para la elaboración de las piernas y las manos de la Virgen.

Nuestra Señora Virgen de las AngustiasEn el año 1866, se reforma el rostro de la imagen. Según consta en el Libro de Cuentas correspondiente a dicho año en el mes de febrero existe el siguiente asiento: Pago de 40 reales de vellón al Escultor D. Francisco Guerra Felipe  por reformar el rostro de la Virgen. En el mismo año se recomponen los ángeles que portan las andas de la Virgen y vuelve a ser el Escultor D. Francisco Guerra Felipe quien lleva a cabo esta tarea por un importe de 38 reales de vellón.

Estas reformas llevadas a cabo en la imagen de la Virgen pueden inducir a error de la procedencia de la misma y el que algunos historiadores traten de atribuirla a Francisco Guerra Felipe.

En el verano de 1999 se restaura el grupo escultórico de la Virgen de Nuestra Señora de las Angustias, el Cristo y los angelotes. La restauración la realiza Doña Alicia Fernández Diez, en Ferrol y el importe de la misma ascendió a la cantidad de 190.000.- pesetas, según factura que obra en poder de la Cofradía, de fecha 21 de septiembre del mismo año.

Ropajes

En el año 1867 D. José Martínez, residente en Manila, regala un manto bordado para la Virgen. Dicho manto realizó el viaje por mar y a la llegada del buque al puerto de La Coruña, la Hermandad tuvo que abonar a la Aduana 273 reales.

Nuestra Señora Virgen de las AngustiasPara hacer juego con tan hermoso manto, los hermanos compraron catorce varas y media de terciopelo para el traje de la Virgen a 80 reales la vara a Doña Dolores Guerrero de Castro. Encargaron a Don Vicente Lorenzo que sacase una copia del bordado que lleva el manto. Todo ello se envió a Santiago para que por importe de 3.544 reales la Señora de Lafuente bordase la falda, el peto y las bocamangas del vestido.

A demás de la ropa exterior la Imagen tiene también ropa interior tal como medias, zapatos, etc. dado que es una imagen de vestir no de candelero.

Coronas

            En abril de 1892 se comenzó la confección de una diadema para la Virgen siendo su orfebre el Sr. Prieto Viaño, por lo que se le abonó un importe de 382,50 pesetas.

Según criterio de la Junta de Gobierno de la cofradía, la Virgen puede lucir corona de tipo imperial o resplandor, ambas piezas en plata y de un gran valor artístico. Parte de las joyas que adornan el pechero de la Virgen son donativos de fieles del barrio de Esteiro e incluso de otras partes de España.

Nuestra Señora Virgen de las AngustiasEl trono de Nª. Sª. de las Angustias es sin duda el más impresionante y bello de la Semana Santa Ferrolana. Sus cartelas, en plata, representan el Vía-Crucis, motivos de la pasión y escudos de la cofradía en su parte delantera y trasera. El diseño fue de Don Guillermo Barroso y la ejecución del platero valenciano José David en mil novecientos cincuenta. Tiene, así mismo, cuatro candelabros en sus esquinas con diecisiete brazos cada uno. A modo de curiosidad diremos que cada uno de los dos candelabros traseros pesa cuarenta y dos kilogramos. En total el trono posee ciento siete puntos de luz.

Al grupo escultórico de madre e hijo lo acompañan dos ángeles de sesenta y cinco centímetros de altura con rodilla en tierra y portando ambos insignias de esta hermandad. Remata el paso una gran cruz de madera de caoba con cantoneras de plata y sudario de encaje. Se adorna este trono en Semana Santa con más de tres mil rosas y siete gastadores del Tercio del Norte de Infantería de Marina con uniforme de gala dan escolta a este paso. Y ya para terminar sigue a este paso la presidencia de la procesión y la banda de cornetas, tambores y música del Tercio del Norte de Infantería de Marina siempre fiel y adicta.

 

Detalles del Trono

Trono de Nuestra Señora Virgen de las AngustiasTrono de Nuestra Señora Virgen de las AngustiasTrono de Nuestra Señora Virgen de las AngustiasTrono de Nuestra Señora Virgen de las AngustiasPulsa sobre las miniaturas para ampliar