Jesus Nazareno

La Imagen de Jesús Nazareno

            Jesús NazarenoEsculpida por Florencio Severo Gambino entre los meses de septiembre de 1789 y marzo de 1790, dado que la imagen aparece por primera vez en el santuario los días 1 y 2 de abril, Jueves y Viernes Santo. Apareciendo en el segundo inventario de imágenes que comprende desde enero de 1790 hasta el 31 de diciembre de 0791, y que va firmado por José de Aróstegui Mayordomo de la Cofradía en el cual se dice “ …..  se añadieron un Divino Ecce Homo de madera de castaño  y siete cuartas de alto (1,50 m.)para poner en el monumento … “ También en el inventario, que comienza en enero de 1790 y finaliza el 31 de diciembre de 1791, dedicado a las “Alajas de ymágenes” se lee: “desde enero de 1790 en adelante (…) una túnica de Damasco morado guarnecida de Galón brillante de plata fina, con su cordón de plata para el divino Ecce Homo”.

A partir del último tercio del siglo XIX , en los archivos de la Cofradía , se menciona al Ecce Homo como Nuestro Padre Jesús Nazareno (N. P. J. Nazareno). Incluso en el siglo XX, se habla de la talla de Jesús de Medinaceli, por su similitud iconográfica con la famosa imagen de Ecce Homo conservado en Madrid en una capilla de la que eran patronos los duques de Medinaceli, cuya devoción se extendió por toda España.

Jesús NazarenoTambién la novena que se dedica al Nazareno de Ferrol concluye el primer viernes de marzo, coincidiendo con el día en que la talla del Cristo de Medinaceli recibe la visita de miles de madrileños.

Dado que la imagen aparece desde el principio con ropa de vestir en su inventario es de suponer que tanto la túnica como la escultura fueron realizadas casi simultáneamente, por cuanto al escultor se le encargase para tal menester, con lo cual  el artista ejecutará la anatomía corporal del Nazareno pensando sólo en el rostro, las manos, y tal vez los pies, por ser las partes visibles del mismo, despreocupándose, lógicamente del  resto.

El Nazareno tiene la cabeza un punto ladeada, el rostro expresa dulzura,  serenidad y compasión hacia sus torturadores, aunque ya se hagan patentes las señales de dolor y angustia. La mirada se encuentra fija en un punto, con expresión de estar asustado o sorpresa. La nariz forma con los arcos superciliares sendos ángulos rectos. La boca entreabierta, presenta unos labios carnosos. La barba corta termina de forma simétrica, en dos puntas formadas por la concatenación de las dos letras S.

El torso aún cuando fue esculpido para vestir, se aprecia claramente el arco que forman las costillas. Desde la punta del esternón la curva epigástrica se dispone de forma cóncava, contrastando excesivamente con la convexidad del vientre.

El paño de pureza se ajusta a la pelvis, sin nudo, presentando unos pliegues lineales sumamente tallados;  nos llama la atención la gran doblez central.

Jesús NazarenoLos brazos son articulados. Las manos son extraordinarias. Poseedoras de unos dedos largos y elegantes, tienen un total valor discursivo, comunican tanto a más que el rostro de la imagen: manos con gran fuerza de expresiva. Los dedos llevan las uñas bastante incrustadas. En la mano derecha se levanta ligeramente el dedo índice, y se disponen paralelamente el medio y el anular; e igual sucede en la otra mano. Los dorsos de las manos están recorridos por venas y se destacan los nudillos. Manos que denotan un gran estudio anatómico por parte del artista.

La figura carga su peso sobre el pierna izquierda, la exoneración de la pierna derecha , y el lógico contrapposto, se acusa muchísimo. Los pies están magistralmente tallados. Los dedos son largos, con las uñas muy incrustadas en ellos. Todos los dedos acusan mucho las articulaciones de sus falanges, así como las venas que recorren todo el pié.

Sabemos que Florencio Gambino y su mujer, Basilia de Fraga, entraron a formar parte de la Hermandad en 1788, así reza su asiento: “ Ferrol Viejo – Florencio Gambino escultor y su mujer Basilia de Fraga entraron Gratis en 30 de diciembre por barias obras de escultura que ejecutó sin interés para la capilla”.

Esa última parte de la inscripción será por lo que no aparece registrado el precio que pagó la Hermandad por la citada obra de imaginería.

Trono de Jesús Nazareno

Jesús NazarenoEl trono de Jesús Nazareno es sin duda, el más andaluz de la Semana Santa Ferrolana. Está revestido completamente en pan de oro y con un tallado excepcional, obra del artista local D. Guillermo Feal por encargo de la cofradía en mil novecientos cincuenta y tres. La madera fue traída expresamente desde Guinea. En mil novecientos noventa y cuatro fue restaurado por D. Castor Lata, profesor de Bellas Artes de la Universidad de Santiago.

Lleva como motivos ornamentales seis ángeles en actitud orante de una altura de setenta y cinco centímetros.Rematan esta obra motivos de la pasión en sus cartelas y el escudo de la cofradía y la Santa Faz en sus partes delantera y posterior, respectivamente, cuatro candelabros de diez lámparas cada uno, que iluminan a Jesús Nazareno o Jesús de Medinaceli como se le llama también en Ferrol por su parecido con la imagen de esta advocación que se venera en Madrid.

Las medidas de este trono son de cuatro metros y veinte centímetros de largo por dos metros y treinta y tres centímetros de ancho.La talla de Jesús Nazareno es entera, en principio se le rendía culto como Ecce-Homo. 

Trono de Jesús NazarenoViste, en la procesión, túnica morada con bordados de oro, confeccionada en Madrid en el año de mil novecientos cincuenta y tres por encargo de la cofradía.Camina maniatado por un cíngulo de cordón de oro rematado por unas borlas del mismo metal. Luce corona de espinas en bronce y pelo natural. Es una de las imágenes de más belleza y que más fervor despierta en la ciudad, pues durante su novena, el Santuario se hace pequeño ante las riadas de gente que lo visitan.

 

Detalles del Trono

Detalles del Trono de Jesús NazarenoDetalles del Trono de Jesús NazarenoDetalles del Trono de Jesús NazarenoDetalles del Trono de Jesús NazarenoPulsa sobre las miniaturas para ampliar