La Cofradia y el Refugio

La Pontificia, Real e Ilustre Cofradía de Nuestra Señora de Las Angustias y "El Refugio Pardo de Atín"

Arqueta de la CaridadLa Arqueta de la Caridad de la Pontificia, Real e Ilustre Cofradía de Ntra. Sra. de las Angustias, recoge todos los Sábados Santos la limosna a cambio de la que se regala una de las flores de nuestros tronos y posteriormente entrega al Santo Hospital de Caridad (hoy Hospital Juan Cardona) para el mantenimiento del "Refugio Pardo de Atín".

Desde que salió la primera Procesión de La Caridad y el Silencio en 1956, cada año se fue aumentando la cuantía de la limosna, así se paso de 5.840 pesetas recaudadas en su primer año a los 5.150 € (856.888 pesetas) recaudados en el año 2014, debemos seguir trabajando para que esta cantidad aumente, por eso es importante que todo el mundo conozca esta obra que llevamos a cabo.

31 de Marzo de 1956 Rubén Ferreiroa fue primer Cofrade que llevo el martillo La primera vez que salió en Procesión fue el Sábado Santo del 31 de Marzo de 1956 como consta en el informa anual del Santo Hospital de Caridad de dicho año:

A) Santo Hospital de Caridad

a) Congregación

6.- Procesión de la Caridad y del Silencio.

- El Sábado Santo, día 31 de marzo, salió del Santuario de Nuestra Señora de las Angustias, por primera vez, la Procesión de la Caridad y del Silencio. Nobilísimos motivos han inducido a la Pontificia, Real e Ilustre Cofradía a organizar esta Procesión, dentro de la Semana Santa ferrolana, tales como el de consolar a los enfermos al ser visitados por la venerada imagen de rancia devoción en nuestra ciudad y proporcionar una limosna popular que siempre es tan necesaria; pero, por si estos motivos fuesen pocos, nosotros hemos de señalar uno más: la Procesión de la Caridad y del Silencio ha enseñado el camino de esta Santa Casa a numerosísimos ferrolanos que desconocían o ignoraban la existencia del Santo Hospital. Nosotros desde aquí les hacemos un llamamiento invitándoles a pertenecer a nuestra Congregación que, como hemos dicho, deseamos extender, pues el numero de Hermanos y Hermanas que la componen es muy reducido. Al reseñar brevemente la noticia, agradecemos de todo corazón a la Pontificia, Real e Ilustre Cofradía de Nuestra señora de las Angustias todo el bien espiritual, moral y material que ha conseguido, al incorporar a la Semana Mayor ferrolana una de sus más brillantes procesiones.